close

  • Servir a Polonia – crear Europa – entender el mundo

     

  • HISTORIA DE LOS POLACOS EN EL PERU

  • La presencia de los polacos en el Perú se remonta a la época de la conquista. En el período de la evangelización de estas tierras los jesuitas tuvieron un rol protagónico. El jesuita polaco Stanisław Artel a fines del siglo XVII se dedicaba a la actividad misionera entre los indígenas del Perú. Desde entonces la presencia misionera de las religiosas y sacerdotes polacos ha ido en aumento y en la actualidad están presentes aproximadamente 50 de ellos en muchas regiones del Perú. De acuerdo a toda la información que se tiene y que está documentada sobre las actividades realizadas por los inmigrantes polacos en las distintas etapas de la vida republicana del Perú, podemos afirmar que contribuyeron grandemente al desarrollo del Perú, dejando obras y creando instituciones que gozan de prestigio.

    Emigración

    La mayor parte de la emigración polaca tuvo lugar en el siglo XIX, época en la cual el territorio de Polonia estaba repartido entre las potencias vecinas y luego de las sucesivas insurrecciones de noviembre 1830 y enero 1863 tuvieron que dejar su Patria y emigrar para salvarse de la persecución por los ocupantes.

     

    Dado que Perú había recuperado su independencia en 1821, era imprescindible el concurso de especialistas y profesionales en todos los campos para emprender el largo camino hacia el desarrollo. Al no contar con sus propios profesionales, el gobierno del Perú mirando hacia Europa solicitó el apoyo en las más diversas especialidades. Algunos de ellos llegaron directamente contratados por el gobierno del Perú y otros por el interés que suscitó en Europa el país de los Incas independizado del yugo español. Fue así como llegaron a contribuir con el desarrollo del país en la primera etapa de su historia republicana los siguientes destacados especialistas en la campo de la ingeniería: Ernest Malinowski, Aleksander Babiński, Edward Habich, Ksawery Wakulski, Władysław Folkierski, Aleksander Miecznikowski,Władysław Kluger; en el campo de la arquitectura: Tadeusz Stryjeński y en el campo de la botánica y la zoología: Konstanty Jelski, Jan Sztolcman y Jan Kalinowski.

     

    A inicios del siglo XX arribaron a Perú: Marian Tarnawiecki – ingenierio civil y de minas, Ryszard Jaxa Małachowski – arquitecto, Bruno Paprocki – arquitecto, Jan Rostworowski – agrónomo, Feliks Woytkowski – explorador y naturalista, Witold Szyszło – naturalista, Aleksander Ławiński – ingeniero civil, Piotr Ostrowski – pintor, Gerard Unger – ingeniero, Zdzisław Szymoński – médico especialista en medicina tropical, Marek Rakower – doctor en medicina veterinaria,

     

    Unos echaron raíces en el Perú formando familias, otros retornaron a su querida Polonia, llevándose sin duda el recuerdo de un país que los acogió con los brazos abiertos.

     

    Larga es la lista de los polacos que enorgullecen el nombre de Polonia por el trabajo realizado en el Perú. La patria que los acogió les dio un homenaje y en la actualidad tenemos el Parque Polonia ubicado en el distrito de Jesús María en Lima un monumento dedicado a Edward Habich y sus colaboradores que fundaron la antigua escuela de ingenieros en 1876 - actualmente Universidad Nacional de Ingeniería. El monumento fue esculpido por el artista italiano Carlo Libero Valente en mármol blanco y develado el año 1935 en el centenario del nacimiento de Edward Habich. Más tarde se le ha añadido una placa “EN HONOR A LOS POLACOS EN EL PERU”

     

    También está el monumento dedicado a Ernest Malinowski proyectado y elaborado por el famoso escultor polaco Gustaw Zemłahecho en granito de cantera polaca, donado por Polonia, inaugurado en 1999 en conmemoración del centenario de la muerte de Ernest Malinowski y colocado en Ticlio junto a las rieles del ferrocarril en el punto más elevado 4818 m.s.n.m.

     

    Como un homenaje a los científicos polacos que aportaron al desarrollo del Perú, varias calles y avenidas llevan el nombre de ellos (con los nombres ya castellanizados), principalmente en los distritos de la de Lima. Tenemos así la Av. Ernesto Malinowski en el cercado de Lima, Av. Gerardo Unger en San Martín de Porres, la Av. Ricardo Malachowski Kulisics en San Borja, la calle Eduardo de Habich en Miraflores, la Av. Eduardo de Habich en San Martín de Porres y la calle Wakulski en el cercado de Lima.

     

    Colonos polacos

     

    Mención aparte merecen los colonos polacos que vinieron a “conquistar” la selva del Perú merced a un ofrecimiento del presidente del Perú de turno allá por los años 1924. Lamentablemente los colonos polacos no tuvieron el apoyo prometido, ni por el gobierno polaco ni por el gobierno peruano de entonces y los que sobrevivieron abandonaron la zona, estableciéndose en otros lugares del país. En Lima vive la familia Łakoma que logró sobrevivir y salir de tan difícil situación.

     

    Frailes Franciscanos Menores Conventuales de Cracovia

     

    El trabajo pastoral de los Frailes Franciscanos Menores Conventuales se inicia oficialmente en Lima en el año 1989, cuando se decreta la apertura de la Parroquia Nuestra Señora de La Piedad en el distrito de San Luis – Lima  (después de 10 años desde la adjudicación del terreno y colocación de la primera piedra). El primer párroco fue Szymon Chapiński – conocido por todos como el Padre Simón.

     

    Ya en el año 1988 los Padres Franciscanos Conventuales de Cracovia se  comprometieron a organizar una nueva misión en el Perú, luego de bastantes años de coordinaciones con la diócesis de Chimbote. Para esta misión pastoral fueron designados tres jóvenes religiosos: Jarosław Wysoczański, Zbigniew Strzałkowski y Michał Tomaszek. A fines de 1988 llegaron los dos primeros y el Padre Michał llegó al  Perú a mediados de 1989.

     

    Fueron años muy difíciles en el Perú a causa del terrorismo que estaba afectando a todo el país. Lamentablemente los frailes Michał Tomaszek y Zbigniew Strzałkowski,  fueron víctimas de la insania terrorista. Esto sucedió en Pariacoto – un pueblito del valle del río Santa en Departamento Ancash – el 9 de agosto de 1991. Ellos ya han sido elevados al rango de “Siervos de Dios” y el proceso de su beatificación está en marcha. Póstumamente fueron reconocidos por el gobierno peruano con la distinción “Gran Medalla Militar del Sol de Perú”, condecoraciones que fueron entregadas a sus familiares en Polonia. Como algo premonitorio tanto el Padre Jarosław como el Padre Michał al despedirse de los suyos en Polonia – conocedores de la situación política del lugar a donde los llevaba el destino – comentaron que “cuando se va a la misión se debe estar preparado para todo” ó “que si sería necesario ofrecer un sacrificio por la causa divina – el sacrificio de la vida – no va a dudarlo”.

    La misión religiosa estaba circunscrita a cuatro parroquias rurales de la Cordillera Negra – Pariacoto, Yaután, Cochabambay Pampas Grandes, aunque se daban tiempo de llevar su mensaje a comunidades más alejadas de su jurisdicción – tenían a su cargo 70 poblados, muchas veces a caballo y durante varias horas e inclusive a  pie.  En muy poco tiempo se ganaron el cariño de la población, acogiéndolos en sus comunidades como parte de ellos. No solamente se dedicaron a difundir la fe católica. Su gran motivación fue de elevar el nivel de vida de los pobladores, tan precario en ese entonces, mediante charlas, organización de cursos especiales de cómo hacer  llegar agua potable al pueblo en coordinación con los ingenieros del Servicio de Educación Rural y se proyectó el sistema de riego. La entrega de ellos fue total, se integraron a la comunidad llegando a conocer la idiosincrasia del peruano del Ande. El padre Michał, a quien todos conocían como Miguel era muy querido por los niños,  a quienes transmitía la fe cristiana y los valores. El padre Zbigniew era conocido como el “doctorcito” pues acudía solícito a cada llamada de sus feligreses. Este proyecto se vió truncado por la trágica muerte de los padres Miguel y Zbigniew a manos de los terroristas. La ideología terrorista de aquél entonces consideraba que la misión “adormecía” la conciencia revolucionaria, la religión frenaba la revolución pues es una mentira, que proclamaban la paz y quien lo hace debe morir y por último que eran imperialistas.

    Los Padres Miguel y Zbigniew reposan en la iglesia de Pariacoto – pueblo que los acogió con gran cariño y los despidió en un ambiente de profundo pesar y dolor. A pesar de este trágico suceso, los frailes franciscanos menores conventuales siguen presentes en el Perú.

     

    Actualmente los franciscanos se encuentran en Lima, Chimbote y Pariacoto.

     

    Congregación Salesiana

     

    La presencia salesiana en el Perú data del año 1891. De los registros disponibles en el año 1929 llegó a Perú el Padre Józef Kasperczak; posteriormente llegarían Aleksander Michalski, Teofil Wilk, Edmund Szeliga, Jan Domański, Kazimierz Kochanek y muchos otros. La labor salesiana está presente en la mayor parte del territorio nacional.

     

    Actualmente la Fundación Don Bosco (San Juan Bosco – fundador de la Congregación Salesiana) tiene no solamente carácter educativo, sino también pastoral, de prevención y de ayuda social. Los sacerdotes polacos salesianos se encuentran en Arequipa, Cusco, Huancayo, Lima, San Lorenzo en la Amazonía y Piura. En Lima las actividades de la Asociación de Familias Peruano-Polacas en el Perú “DOM POLSKI” siempre cuentan  con el entusiasta apoyo del PadreRyszardŁach.

     

    Sacerdotes diocesanos

     

    Cabe mencionar la encomiable labor que realizan los sacerdotes polacos diocesanos en el Perú.En agosto de 1991 empezaron  a llegar a Perú  los sacerdotes diocesanos de la región de Tarnów, luego de que el obispo de Tarnów accediera enviar a sus sacerdotes a solicitud del obispo de Huancavelica. Inicialmente llegaron los Padres Edward Wal y PiotrSorota a Huancavelica. Posteriomente el Padre Piotr  regresó a Lima y se hizo cargo de la culminación de la construcción de la iglesia Santa María de Nazareth en Surquillo, la cual fue oficialmente consagrada en 1992. En ese tiempo llegó el Padre CzesławHaus quién en 1993 construyó el Santuario de la Divina Misericordia en Surco. El Padre Czesław Faron llegó a Perú en 1994. Inicialmente realizó labor pastoral junto con el Padre Jan Sorota. Posteriormente se hizo cargo de la culminación de la construcción de la iglesia Nuestra Señora de la Evangelización en Surquillo, siendo su primer párroco. Actualmente el Padre Faron está a cargo de la Parroquia Juan Pablo II en el distrito de Punta Hermosa en Lima, la misma que fue inaugurada en octubre de 2011en donde se encuentran las reliquias de Juan Pablo II envidas de Vaticano gracias a la gestión del Padre Faron.

     

    Hay que mencionar la Casa Hogar Juan Pablo II en el distrito de Lurín – Lima, fundada por el sacerdote polaco-americano de la diócesis de WisconsinJózefWalijewski. La Casa Hogar alberga a niños en situación de abandono a quienes se les asegura padres sustitutos en un ambiente de protección. A la muerte del Padre JózefWalijewski continuó con esta obra el PadreSebastianKołodziejczyk.

     

    Los sacerdotes diocesanos polacos que se encuentran en Perú (en Chiclayo,  Huancayo, Huancavelica, Iquitos, Lima, Oxapampa y San Ramón) provienen actualmente de distintas diócesis de Polonia pero la mayoría es de diócesis de Tarnów.

     

    También las religiosas y misioneros laicos polacos desarrollan labor social en Perú. Tenemos  a la religiosa ursulina Sor Jadwiga Witek dedicada a labor educativa y misionera laica como DomynikaSzkatuła, quié

    n desde hace más de treinta años realiza labor social en la selva del Perú.

     

    Círculo Musical “Federico Chopin”

     

    Tuvo su partida de nacimiento el 21 de abril de 1975. Sus fundadores fueron el Conde Ernesto de Lerchenfeld, eximio concertista alemán nacionalizado peruano y la Doctora Hilda Reátegui de Ławiński graduada en el Conservatorio Nacional de Música y esposa del ingeniero polaco Aleksander Ławiński.

     

    Los antecedentes de esta institución se remontan al 3 de mayo de 1955(el 3 de mayo es la Fiesta Nacional de Polonia que conmemora la promulgación de la primera  Constitución – primera en Europa)cuando se realizó un recital sobre música polaca en el Conservatorio Nacional de Música con un selecto recital de las obras de Chopin.  Cinco años más tarde el Colegio de Doctores en Educación con la participación de la Dra. Hilda Reátegui de Ławiński realizó un Festival Chopiniano con motivo del 150 aniversario del nacimiento del Poeta del Piano. En los años posteriores se llevaron a cabo conciertos con la participación del Colegio de Doctores en Educación, la Sra. Hilda Reátegui de Ławinśki y el Conde Ernesto de Lerchenfeld como concertista. La difusión de la música chopiniana no sólo se limitó a las salas de Lima. La ciudad de Trujillo también tuvo la oportunidad de deleitarse con el arte del Conde Ernesto de Lerchenfeld.

     

    El Círculo Musical “Federico Chopin” ha realizado un sinfín de conciertos de música clásica, veladas chopinianas a lo largo de su trayectoria cumpliendo fielmente los fines para los cuales había sido creado. También realizó audiciones radiales en varias emisoras de Lima. Cabe destacar que la institución siempre contó con el apoyo de las autoridades de la Embajada de Polonia en Lima. En estrecha coordinación con la Asociación de Familias Peruano-Polacas “DOM POLSKI”, el Círculo Musical “Federico Chopin” realizó eventos musicales para sus socios y amantes de la música clásica, así como participó en varias actividades organizadas por “DOM POLSKI” realzando espíritu polaco con la música de Chopin.

     

    La Dra. Hilda Reátegui de Ławiński fue condecorada por el gobierno de Polonia el 22 de diciembre de 1980 con la Orden al Mérito. El 28 de marzo del año 2006 nos dejó la querida Sra. Hilda, dejándonos un lindo recuerdo de su amor a Polonia y de la música de Chopin.

     

     

     “DOM POLSKI”

     

    La Asociación de Familias Peruano-Polacas en el Perú “DOM POLSKI” inicia su vida institucional el 1ero de junio de 1983 como fruto de una idea y anhelo de reunir a los polacos, descendientes de los polacos y los matrimonios peruano-polacos residentes en el Perú, cuyos iniciadores fueron Jerzy Zakrzewski, Jan Zakrzewski y Juan Kedzierski. Esta iniciativa fue presentada entonces a un grupo de 13 matrimonios mixtos peruano-polacos con motivo del Día Internacional del Niño, quienes fueron invitados con sus niños al Hostal Polonia. Mientras los niños estaban en plena fiesta, los padres se reunieron en un salón adyacente donde se les presentó la idea de formar una agrupación autónoma de carácter apolítico, sin discriminación de orden religioso, social o racial, sin fines de lucro, que acogería a todos los polacos y los descendientes de los polacos con sus cónyuges e hijos residentes en el Perú.

     

    La idea fue aprobada por unanimidad y de inmediato se conformó el Comité Organizativo compuesto por las siguientes personas: Jerzy Zakrzewski, Jan Zakrzewski, Juan Kedzierski, Krystyna Suchodolska de Hurtado, Luisa Rojas de Piotraszewski, Maria Kralewska de Canchaya, Marlene Valdivia de Rdułtowski y Edwin López para elaborar los estatutos, promover entre la colonia polaca la idea de formar dicha Asociación y preparar una reunión general para aprobar los estatutos y elegir la Junta Directiva Transitoria.

     

    El entusiasmo del Comité Organizativo fue tan grande que trabajó todos los sábados en largas sesiones que se realizaban en el Hostal Polonia hasta muy avanzadas horas de la noche. En un mes y medio estaban listos los estatutos, así como las propuestas del logo y el nombre de la Asociación y se realizó la primera reunión general de la colonia polaca en el Perú el día 16.07.1983. Durante esta reunión se aprobó los estatutos, el nombre actual y el logo de la Asociación y fue elegida la Junta Directiva Transitoria que tenía por objetivo inscribir la Asociación ante las autoridades peruanas y promover las actividades para la colonia polaca. Cuando el objetivo fue logrado se convocó a elecciones para I Junta Directiva de DOM POLSKI el día 17.02.1984.

     

    Desde entonces, todas las Juntas Directivas elegidas cada dos años trabajaron fuertemente para hacer crecer la Asociación, mantener el buen prestigio de la colonia polaca en la sociedad peruana y promover la amistad, tradiciones y cultura polaca entre los socios.

     

    Con el  tiempo la Asociación contó con el importante apoyo para sus actividades de la Embajada de Polonia en Lima y de los sacerdotes polacos. Son dos pilares de apoyo que dan realce a la vida de la institución.

     

    Durante estos 30 años de vida institucional DOM POLSKI ha realizado innumerables actividades y celebrado anualmente las fiestas como Pascua de Resurrección con el concurso de “pisanki” en los últimos años, Fiesta Nacional el 3 de Mayo, Día Internacional del Niño que se celebra el 1ero de junio, concurso de comida polaca “Polskie Jadło” en los últimos dos años, Fiesta de San Nicolás que se celebra el 6 de diciembre, Navidad y también  conmemorado fechas históricas relevantes de la historia y cultura de Polonia, así como promoviendo tradiciones polacas. Los miembros de la Asociación han tenido la oportunidad de disfrutar lasreuniones organizadas con personajes destacados de nuestra colonia y visitantes de Polonia. La directiva también cada año organiza un paseo de confraternidad fuera de Lima.

     

    Para el Décimo Aniversario de DOMPOLSKI  se logró formar dos grupos de baile folclórico conformado por niños y jóvenes de la colonia polaca  gracias al tenaz esfuerzo de las Señora Krystyna Ciapciak de Vergara, logrando preparar un grupo de bailarines infantiles krakowiak y otro de jóvenes que aprendieron a bailar polonesa. Con estas coreografías participaron inclusive en la televisión limeña.

     

    DOM POLSKI en conjunto con el Círculo Musical Federico Chopin han organizado eventos musicales para disfrute de sus asociados. Hay que destacar el aporte cultural de nuestra asociada Sra. Krystyna Ciapciak Vda. De Vergara, quién desde el año 1986 a1992 tuvo una audición dominical titulada “Historia y Música Polaca” en la prestigiosa emisora Estéreo Lima 100.

     

    DOM POLSKI también ha realizado cursos de idioma polaco para los descendientes de los polacos.

     

    La Asociación se ha consolidado como institución representativa de la colonia polaca en el Perú. En sus primeros años de vida institucional y organizó actividades con otras colonias como la húngara y croata en Lima. Se hizo presente a nivel regional participando en la fundación de la Unión de las Sociedades y Organizaciones Polacas de América Latina, como también a nivel mundial en el Congreso de  las Comunidades Polacas en el Extranjero.

     

    Las primeras juntas directivas avisaban de las actividades de DOM POLSKI mediante llamadas telefónicas; posteriormente se elaboraron boletines que constaban de una hoja en blanco y negro, en donde se escribían artículos, se avisaba de las actividades y se repartía a los domicilios de los asociados mediante medios propios. Debido al incremento de los socios, llegó el momento de utilizar los servicios de un courier. Con el tiempo el boletín se transformó en la Gazetka Dom Polski a colores y de varias hojas. Actualmente se edita la Gazetka bimensualmente. En ellas encontramos interesantes artículos escritos por los propios asociados en español y polaco, información histórica, detalles de las actividades realizadas y de las próximas programadas. Es un arduo trabajo que cada junta directiva ha sabido cumplir.

     

    La Asociación ha obtenido apoyo por parte del Senado de Polonia y de Wspólnota Polska. No es posible especificar todo lo que se ha hecho en los 30 años de vida institucional; sin embargo es menester destacar que gracias al esfuerzo y dedicación por sostener y hacer crecer DOM POLSKI, se puede afirmar que la Asociación de Familias Peruano-Polacas en el Perú DOM POLSKI es una de las pocas organizaciones polacas en el mundo que reúne a toda la colonia polaca del país en una sola institución.

     

    Acorde con los tiempos, la Asociación “DOM POLSKI” cuenta con su página web www.dompolski.pe , su correo electrónico es dompolski.peru@gmail.com y Facebook DOM POLSKI.

    Print Print Share: